Corea del Norte

Corea del Norte

Viaja a Corea del Norte con nosotros



Nuestros viajes en grupo


Viajes a Corea del Norte

 

CHINA Y COREA DEL NORTE, LA ÚLTIMA FRONTERA DEL COMUNISMO

China, el gigante asiático con más de cuarenta siglos de historia. El rico legado cultural de la China incluye la Ciudad prohibida, la Gran Muralla, las Tumbas Ming, los Guerreros de Terracota y otros fascinantes tesoros orientales que no dejan indiferente y que contrastan con la modernidad de ciudades cosmopolitas como Hong Kong o Shangai.

Si en China el comunismo se va diluyendo, en Corea de Norte encontraremos uno de sus últimos bastiones, con los monumentos de Pyongyang como su máximo exponente artístico, evocando la gloria marxista en la arquitectura civil: la vasta Plaza de Kim Il Sung, la Biblioteca Popular o las artísticas estaciones de metro. En Kaesong, antigua capital del país, se conservan restos de la dinastía Koryo, que dio nombre al país, en Panmunjom se encuentra la Zona desmilitarizada cerca de la frontera con Corea del sur y en Myohyang, una bella área de montaña, se yergue la Exposición Internacional de la Amistad. Todo un viaje en el tiempo.

 

PYONGYANG

Pyongyang, en el noroeste de Corea del Norte, es la capital del país. De antiguo origen (fechado por las leyendas en el 2333 a.C.), a lo largo de la historia ha sido ocupada por chinos, japoneses y soviéticos. Gravemente dañada durante la Guerra de Corea, fue posteriormente reconstruida con ayuda soviética, con numerosas construcciones al más puro estilo comunista, como el metro. Algunas estaciones de metro constituyen verdaderas obras de arte, con nombres ya de por sí sugerentes políticamente hablando: Reconstrucción, Gloria, Victoria, Reunificación, etc.

En el centro de la ciudad, se alza el Monte Mansu, donde se encuentran grandes monumentos como la enorme estatua de bronce del presidente Kim Il Sung, flanqueada por dos grupos escultóricos que representan acontecimientos de la Revolución Coreana. Sobre la misma colina también se encuentran: el Palacio de la Asamblea Mansu Dae, el Teatro de las Artes, el Museo de la Revolución Coreana, un parque con bellas fuentes, y el Palacio de los niños y de los estudiantes.

En el centro de la ciudad se encuentra la inmensa plaza Kim Il Sung y, junto a ésta, la monumental Biblioteca Popular, un edificio de estilo coreano con una extensión de 100.000 m2, espléndida decoración y 29 salas con unos 30 millones de libros y capacidad para albergar a 5000 personas. En la misma zona se encuentra el Museo de Historia de Corea, con más de 100.000 objetos que van desde la antigüedad hasta la historia contemporánea. También en el centro, se erige un Arco del Triunfo de estilo oriental que, con más de 10.500 bloques de granito y 60 m. de altura, es algo mayor que el de París. No hay que olvidar el Estadio May Day y la moderna Torre Juche que, situada junto al río Taedong en el corazón de Pyongyang, mide 170 m. de altura y tiene un mirador superior con amplias vistas sobre la ciudad. Finalmente, un vestigio de la antigüedad es el Templo Kwangbop, consagrado a Buda en el siglo IV y reconstruido en 1990.

En los alrededores de Pyongyang, se eleva la Colina de Mangyongdae, un bello parque que alberga el lugar de nacimiento de Kim Il Sung y el Cementerio de los Mártires de la revolución.